martes, 4 de noviembre de 2008

Entrevistamos al Twitter de Minube

En breve celebraremos la segunda edición de Cava&Twitts, que dedicaremos al Turismo 2.0. Para ir calentando motores hemos entrevistado a una de las cuentas de Twitter que se está ganado a puslo el reconocimiento al buen uso de las nuevas herramientas sociales: Minube.


Para comprender sus claves de éxito hemos entrevistado a Pedro Jareño, responsable de marketing y comunicación de Minube, y uno de los padres de @minube

P.- ¿Cuánto tiempo hace que estáis en Twitter? ¿recuerdas porque decidisteis entrar?

R. Pues tras revisarlo, me he dado cuenta que desde hace un montón de tiempo. Desde julio de 2007. Entonces creamos la cuenta y comenzamos a utilizarlo cada vez con más frecuencia. Seguramente fuimos una de las primeras empresas de Internet en España que comenzaron a realizar un uso "corporativo" de Twitter. Eso sí, siempre a "nuestra manera". La razón, sin duda, es que nos encanta estar a la vanguardia y utilizar todas las herramientas sociales.
En primer lugar porque nos encantan, nos divierten y son parte de nuestro día a día; y en segundo lugar porque Twitter, como otras herramientas, es una extraordinaria herramienta de comunicación.


P.- Minube es una agencia de viajes poco al uso, os presentáis como una Agencia 2.0. ¿nos cuentas un poco que significa esa presentación?¿que papel juega en esta estrategia vuestra cuenta en Twitter)?

R. Minube es una comunidad de viajes 2.0. Un lugar donde los usuarios pueden planificar y compartir sus viajes con sus amigos y familiares. Una comunidad donde los usuarios pueden descubrir destinos en todo el mundo gracias a las recomendaciones reales de otros usuarios, donde pueden comparar precios de vuelos y hoteles en más de 50 webs y donde pueden crear su propia guía personalizada. Y es ahí donde entra la etiqueta 2.0. Si bien es cierto que nosotros no creemos mucho en estas convenciones, sí que nos identificamos con los conceptos que generalmente la definen, especialmente con la idea de que el usuario es el protagonista.

Y Twitter, en todo este entramado, no es más que una expansión más de nuestra propia empresa. Una pata más de nuestro proyecto. Una forma de comunicar lo que somos y en lo que creemos. Y es que creemos en lo social porque somos sociales. Creemos en los blogs porque somos blogueros. Creemos en Twitter porque somos Twitteros.


P.- El sector del Turismo es uno de los más activos en el uso de nuevas tecnologías, ¿cual es vuestro elemento diferencial?

R. Es cierto que el sector del turismo online es un mercado muy competitivo. Pero nosotros formamos parte de lo que se puede denominar la revolución de los viajes en Internet. Hasta ahora, el sector de los viajes en Internet ha sido tan exitoso como inmóvil. Puramente transaccional. minube aporta un nuevo escenario en el que es el propio usuario el que decide y el que manda. El que recomienda los destinos en base a su propia experiencia en lugar de apoyarse en los catálogos institucionales. El que participa en la conversación y promueve sus lugares favoritos compartiendo sus fotos y sus vídeos.

En ese espectro social es donde minube aporta un valor diferencial que lo convierte en un proyecto único en su sector.


P.- Es curioso porque a través de vuestra cuenta en Twitter no colocáis vuestras ofertas de productos y servicios, ¿no creéis que estáis perdiendo una oportunidad para comunicar vuestras ofertas a vuestros followers?

R. Como te comentaba, minube no es una agencia de viajes. Uno de los servicios que ofrecemos al usuario es la posibilidad de comparar precios en más de 50 webs de vuelos y hoteles y encontrar así las mejores ofertas para sus viajes. Pero nosotros no tenemos el producto. Somos un intermediario gratuito para el usuario y que le ahorra tiempo y dinero en la búsqueda y compra de sus viajes por Internet.

Además, los precios en el sector turístico, especialmente los de los billetes de avión, fluctúan tan rápido que es muy probable que en un billete Madrid Barcelona, por ejemplo, varíe durante varias veces en unas horas, con lo desagradable que puede ser para un usuario encontrarse con que el precio comunicado ya no existe o ha caducado porque el proveedor así lo ha decidido.


R.- Existen dos modelos claramente opuestos en el uso de Twitter por parte de las empresas: usarlo como punto de publicación de información o usarlo como punto de conversación. ¿Cuál es vuestro modelo?

Sin lugar a dudas, para nosotros Twitter es un punto de conversación. Tajantamente. Lo que no quita que sea al mismo tiempo un lugar en el que publicar información. Obviamente, somos una marca. Y somos honestos con eso. Pero creemos en una nueva forma de hacer comunicación corporativa. Una forma en la que la información de la empresa está dentro de una Conversación. Y creemos que es en esa filosofía donde reside nuestro éxito en este aspecto.


P.- ¿Cuál es vuestra estrategia para la difusión y comunicación de la cuenta en Twitter?

R. Lo cierto es que no hemos llevado una estrategia para nada agresiva. La idiosincrasia de Twitter hace que al principio te crees una cuenta que está completamente vacía y que poco a poco vayas siguiendo a usuarios. Con el tiempo, y si les parece interesante, esos usuarios te van siguiendo a ti. En nuestro caso, especialmente a raíz de la vuelta al mundo 2.0, día a día son muchos los twitteros que se suman a nuestra lista de followers voluntariamente, lo que ha supuesto para nosotros una enorme alegría. Además, el hecho de aparecer en varias ocasiones como ejemplo de cuenta de twitter corporativa en distintos medios nos ha ayudado bastante a conseguir seguidores.

En cuanto a la comunicación, como ya digo, nuestra estrategia es clara. En Twitter se tiene que ver justo lo que somos: emprendedores, jóvenes, viajeros, blogueros, twitteros y apasionados por Internet y las herramientas sociales.


P.- Para finalizar, ¿que futuro les ves a Twitter, en particular, y al microblogging en general para las marcas y su relación con sus clientes?

R. Siendo sinceros, la primera vez que probé Twitter me pareció algo absolutamente trivial y, de hecho, inútil. Pero ya sabemos todos que las primeras impresiones no son siempre las que cuentan. Mi curiosidad periodística me llevó a seguir probándolo. Y fue ahí, tras unos días, donde realmente descubrí su potencial como herramienta de comunicación. Un espacio donde lanzar micromensajes a un público que, voluntariamente, quiere saber de ti. Un lugar donde conversar, donde lanzar ideas, comunicaciones...

Por eso, creo verdaderamente en el potencial del microblogging como parte activa de la comunicación corporativa. Pero, ojo, siempre con coherencia. Una empresa no tiene que estar en Twitter por el simple hecho de que está de moda, de la misma forma que una empresa no tiene que tener un blog corporativo por esa misma razón. Una empresa ha de tener Twitter si realmente cree en ello. Si se siente capaz de hacerlo honestamente. Hacerlo al contrario puede ser contraproducente.


Otras entrevistas:
Softonic
OpinaBlogs
comisión del Mercado de las Telecomuncaiciones


Una nueva ventana en Mundo Twitter
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS