martes, 23 de septiembre de 2008

Hablamos del Microblogging en mi colaboración con Ismael Nafría

Como publicábamos ayer en interactividad.org, desde hace unos días tengo el gran placer de colaborar con Ismael Nafria (periodista y escritor especializado en Internet y que actualmente es Director de contenidos del área de negocios digitales del grupo Godó, editor de La Vanguardia), en su proyecto 'Internet es útil'.

Este proyecto se materializa en un libro y una página web internetesutil.com, que permite descubrir qué se puede hacer en Internet, dónde hacerlo (cuáles son las webs más prácticas) y cómo hacerlo (trucos y consejos). Los contenidos, que se van ampliando de manera continua, están agrupados por temas y clasificados también por palabras clave. Un buscador permite también acceder fácilmente a ellos.

Mi primera colaboración se ha centrado en el mundo del microblogging y Twitter, aunque en breve estará también un artículo sobre Yammer).

Os invito a visitar el proyecto y os dejo aquí copia del primer articulo publicado: Práctica el microbloggin

Parte blog, parte mensajería instantánea, el microblogging o nanoblogging ha ido ganando terreno como una nueva forma de publicación en internet a través de mensajes cortos.

El nanoblogging o microblogging es una forma de comunicación o un sistema de publicación en internet que consiste en el envío de mensajes cortos de texto -con una longitud máxima de 140 caracteres- a través de herramientas creadas específicamente para esta función.

Su finalidad es la de explicar qué se está haciendo en un momento determinado, compartir información con otros usuarios u ofrecer enlaces hacia otras páginas web.

Se trata de servicios que conjugan el concepto del blog (diario personal en el que el autor va publicando contenidos en orden cronológico) con el de la mensajería instantánea (sistemas de comunicación que nos permiten mantener conversaciones en tiempo real en internet con otros usuarios).

El microblogging permite escribir mensajes desde un sitio web, un sistema de mensajería instantánea, a través de un mensaje de texto o mediante aplicaciones desarrolladas con esta finalidad. Los mensajes están dirigidos a otros usuarios que utilicen este servicio.

Para poder utilizar las distintas plataformas y herramientas para el microblogging no es necesario, en la mayoría de los casos, instalar ningún software, sino que basta, para acceder a los servicios más utilizados, dar de alta un perfil en la página web del servicio.

Una vez dado de alta, el usuario puede empezar a enviar mensajes a través de la página web para que el resto de usuarios registrados los puedan ver. Una vez registrado también podrá ver los mensajes que escriban los otros usuarios.

Cada plataforma de microblogging permite definir de qué usuarios queremos ver los mensajes y qué usuarios podrán ver los mensajes que nosotros escribamos.

La aparición de estos sistemas de comunicación ha supuesto una auténtica revolución entre los usuarios de internet porque permite establecer un espacio de emisión de mensajes y conversaciones con dos características que no reunía ningún servicio hasta la fecha:

· Comunicación asíncrona: permite que los usuarios que lo utilizan puedan enviar mensajes sin necesidad de esperar una respuesta (se explica qué se está haciendo o se cita un artículo o página web interesante, por ejemplo).

· Comunicación síncrona: se pueden establecer conversaciones entre los usuarios mediante el sistema de respuesta a los mensajes.

En poco menos de dos años de vida de estos servicios se cuantifican en más de 4 millones los usuarios que los utilizan.

En internet existen varias páginas para estos servicios tanto para particulares como para empresas:

Particulares
· Twitter: www.twitter.com (artículo en internetesutil.com)
· Plurk: www.plurk.com
· Pownce: www.pownce.com
· Jaiku: www.jaiku.com

Empresas:
· Yammer: www.yammer.com



Una nueva ventana en Mundo Twitter
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS